El Lago de los cisnes está considerada la obra más espectacular dentro del repertorio de la danza clásica, siendo una pieza fundamental en ello la música de Tchaikovsky. Lleno de romanticismo y belleza, representa el triunfo del bien (Odette, el cisne blanco) sobre el mal (Odile, el cisne negro).

La coreografía requiere de los bailarines una gran capacidad técnica para la interpretación de los personajes, sobre todo el de la bailarina principal, que a menudo es la misma para los dos papeles de Odette/Odile y, mientras que en el papel de Odette realiza unos movimientos suaves y delicados, cuando es Odile son movimientos mucho más enérgicos.

Datos esenciales del ballet el lago de los cisnes

  • Fecha de estreno: 1877, Teatro Bolshói de Moscú
  • Compositor: Piotr Ilich Tchaikovsky
  • Coreografía original: Julius Reisinger; si bien sería la adaptación de 1895 de Marius Petipa y Lev Ivanov la que obtendría la fama.
  • Libreto original: Vladímir Petróvich Béguichev y Vasily Geltser, basándose en el cuento de hadas Der geraubte Schleier (El velo robado) del escritor alemán Johann Karl August Musäus, aunque esta historia sólo proporciona las líneas generales de la trama del ballet.

“Interpretar el rol de Odette/Odile de “El Lago de los Cisnes” es como hacer de doctor Jeckill y Mr Hyde, con la complicación que sólo puede utilizar su cuerpo y el movimiento para matizar el cambio entre el inocente y puro cisne blanco y el maligno y erótico cisne negro. Es el rol que cualquier bailarina quiere interpretar y el que más le permite poner a prueba sus aptitudes”

Tamara Rojo – Directora artística del English National Ballet

Orígenes del ballet

El escritor alemán Johann Karl August Musäus publicó entre 1782 y 1786 los Cuentos populares alemanes, una colección de cuentos de hadas recopilados de la tradición popular germánica, siendo uno de sus cuentos El velo robado posiblemente el que sirviera de base a Vladímir Petróvich Béguichev, director en aquella época de los Teatros Imperiales de Moscu y Vasily Geltser, bailarín del Teatro Imperial Bolshói de Moscú, para escribir el libreto original.

En 1875 Vladímir Petróvich Béguichev encargó la partitura de El lago de los cisnes a Piotr Ilich Tchaikovsky y la coreografía al checo Julius Reisinger, que había sido contratado en 1873 como maestro de ballet en el Ballet Imperial del Teatro Bolshói de Moscú.

Entre agosto de 1875 y abril de 1876, Tchaikovsky compuso El lago de los cisnes, op. 20, ballet en cuatro actos y la escribió entre Rusia y Paris donde había descubierto los ballets de Léo Delibes Sylvia y Coppélia, cuyo influjo se manifiesta en El lago de los cisnes.

Tchaikovsky Lago de los cisnes
Tchaikovsky

La obra se estrenó el 4 de marzo de 1877 en el Teatro Bolshói de Moscú con la coreografía de Julius Reisinger y dirigido por Stepán Ryábov pero debido a los malos decorados y a la mediocre interpretación musical, el estreno fue un fracaso. Años más tarde, en 1880 y 1882, el coreógrafo belga Joseph Peter Hansen idearía nuevas producciones para el Teatro Bolshói con el mismo director y diseñadores que en el estreno. Tampoco llegaron a ser un éxito, aunque tuvieron mejor acogida que en el original.

Representación de Marius Petipa – Lev Ivanov

A finales de la década de 1880 y principios de 1890, Marius Petipa, maestro de ballet de los Teatros Imperiales de San Petersburgo e Ivan Vsevolozhsky, director del Teatro Imperial Mariinski de San Petersburgo, se propusieron recuperar el ballet de El Lago de los cisnes y para ello, iniciaron conversaciones con Tchaikosvsky que se frustraron por la muerte de éste el 6 de noviembre de 1893. Como consecuencia de ello, fue Riccardo Drigo quien revisó la partitura que se utilizaría para el montaje de 1895.

Tras la muerte de Tchaikovsky

En febrero de 1894 Vsevolozhsky programó dos conciertos conmemorativos en homenaje póstumo a Tchaikosvsky. La producción incluyó el segundo acto de El lago de los cisnes con coreografía de Lev Ivanov, segundo coreógrafo del Ballet Imperial y tuvo un éxito rotundo. A partir de aquel momento Ivanov y Petipa concentraron esfuerzos para el montaje completo de El lago de los cisnes: Ivanov se encargaría de los actos segundo y cuarto (es decir los actos blancos), mientras que Petipa montaría el primero y el tercero.

Se pidió al hermano menor de Tchaikosvsky, Modest, que hiciese los cambios necesarios en el libreto del ballet, siendo el más destacado de su revisión el final de ballet: en lugar de que los amantes simplemente se ahogasen por obra del malvado Rothbart como en el original de 1877, Odette se suicida ahogándose y Sigfrido elige morir también en lugar de vivir sin ella, reencontrándose los espíritus de los amantes en una apoteosis final.

Finalmente, el ballet se estrenó el 27 de enero de 1895 y pasó de tener cuatro actos a tres, el segundo acto se convirtió en la segunda escena del primer acto. Aunque fue todo un éxito, no era imaginable su difusión posterior.

Argumento del lago de los cisnes

El ballet cuenta la historia de Odette (la princesa cisne), una princesa que junto a sus amigas fue víctima del hechizo del brujo Rothbart, convirtiéndose en cisne durante el día y volviendo a su forma humana por la noche a la orilla del lago encantando. El embrujo solo se puede romper con un juramento de amor eterno

Ssuele representarse normalmente en cuatro actos y cuatro escenas, a veces tiene un prólogo que ocurre en el bosque oscuro en el que Odette se transforma en cisne.

Bailarina en el lago de los cisnes
Bailarina con zapatillas de puntas en el lago de los cisnes

Acto I

El primer acto se sitúa en el jardín de palacio, dónde el príncipe Sigfrido celebra su cumpleaños. Los asistentes bailan un vals cadencioso que es el más conocido de este primer acto. La reina, madre de Sigfrido, acude a la fiesta, regala a su hijo una ballesta y le recuerda que ya ha llegado el momento de elegir esposa.  La reina y sus damas de honor se retiran y los cortesanos bailan (pas de trois) y una polonesa de final de fiesta. Finaliza el acto con Sigfrido partiendo a la caza con sus amigos.

Acto II

El segundo acto ocurre en un claro junto al lago en el bosque, en una noche iluminada por la luna. Sigfrido se separa de sus amigos y ve llegar una doncella de gran belleza que pide al príncipe que interrumpa la cacería puesto que los cisnes son, en realidad, doncellas sometidas al maleficio del brujo Rothbart y que sólo pueden recuperar su forma humana entre la medianoche y el alba.

Sigfrido y Odette, que así se llama la doncella, se enamoran y acuerdan que Odettte asistirá al baile y Sigfrido la hará su esposa con lo que el hechizo se romperá. Entran las compañeras de Odette con forma humana y bailan un vals que también es de los más conocidos. Una cadencia de arpa introduce la larga escena entre Odette y el príncipe, un pas de deux en el cual se destaca un solo de violín. A continuación, cuatro cisnes entrelazados por las manos avanzan bailando una pequeña pieza de ritmo muy característico, punteada por instrumentos de cuerda

Le sigue un solo de Odette para acabar el acto con la danza conjunta de todos los cisnes. Al llegar el alba, Odette y sus compañeras vuelven a perder la forma humana convirtiéndose de nuevo en una bandada de cisnes.

Acto III

El tercer acto ocurre en una sala de palacio, presidida por la reina, durante el gran baile de gala en el cual se espera que Sigfrido escoja esposa. Éste baila cortésmente un vals con todas las doncellas invitadas, pero no tiene ningún interés en escoger ninguna ya que sólo piensa en Odette.

Se anuncia un nuevo invitado el caballero del Cisne negro (que no es otro que Rothbart disfrazado) que va acompañado de una doncella de gran belleza que el Príncipe cree reconocer a Odette. A continuación, se suceden una serie de danzas: un bolero español, una danza napolitana, una mazurca polonesa y unas czardas húngaras.

Finalizadas las danzas, Sigfrido baila con la doncella a la que confunde con Odette un apasionado y vistoso pas de deux de gran dificultad (en el estreno de 1895 la bailarina italiana Pierina Legnani que hacia el personaje de Odette/Odile realizó treinta y dos fouettés seguidos) y acto seguido pide a Rothbart la mano de la doncella y éste le pide que jure fidelidad eterna a la joven que tiene delante.

Justo cuando acaba de hacerlo, llega la auténtica Odette vestida de blanco que se va desesperada creyendo que el príncipe ha traicionado su palabra. Rothbart revela entonces la identidad de la falsa Odette: es Odile, su propia hija, y con esto ha conseguido evitar que el príncipe salve a Odette del maleficio. El príncipe al oír esto abandona la fiesta. La reina se desmaya y la corte queda sumida en la confusión.

Acto IV

El cuarto acto ocurre a orillas del lago dónde Odette llora la traición de Sigfrido y las doncellas cisne tratan de consolarla, Sigfrido se reúne con su amada e implora su perdón. Sigfrido y Odette se enfrentan al brujo y éste muere, pero el maleficio continúa, Odette está condenada a seguir siendo un cisne por lo que se suicida ahogándose en el lago y Sigfrido elige morir también en lugar de vivir sin ella. El sacrificio de ambos rompe a maldición y los cisnes recuperan su forma humana para siempre.

Este final tiene distintas versiones, desde el romántico hasta el trágico. En el ballet original de 1877 Odette y el príncipe se ahogan en el lago por obra del malvado Rothbart pero también hay versiones con un final feliz en que consiguen casarse después de vencer al brujo y romper el hechizo (final similar al de la película La princesa cisne de 1994), e incluso otras versiones en las que no se consigue vencer el maleficio y Odette continúa siendo un cisne u otros montajes en los que muere uno de los dos protagonistas.

El lago de los cisnes 💜

Otras representaciones

El lago de los cisnes tiene una larga trayectoria y aunque al principio se mantuvo la coreografía tradicional, a partir de la segunda mitad del siglo XX aparecen diversas variaciones que se van distanciando de la versión original. Su difusión también se va internacionalizando y ya en 1940 encontramos la primera representación completa en Estados Unidos realizada por el ballet de San Francisco de la mano de su fundador y coreógrafo William Christensen que seguía la versión original de Petipa – Ivanov.

Algunas de las versiones que se representan actualmente, además de la tradicional

 John Neumeier

1976: Ilusiones como El lago de los cisnes de John Neumeier con el Ballet de Hamburgo. En esta versión se cruzan la historia del rey Luis II de Baviera con la trama de El lago de los cisnes. Fantasías y delirios se mezclan con la realidad. Con una escenografía inquietante, la historia nos va transportando de los recuerdos de palacio a la soledad de la prisión. La coreografía combinó el material de Petipa e Ivanov con nuevas danzas y escenas de Neumeier.

El lago de los cisnes de Neumeier permanece en el repertorio de las principales compañías de ballet alemanas.

Matthew Bourne

1995:   El lago de los cisnes de Matthew Bourne.  Se presentó por primera vez en el Sadler’s Wells de Londres. Esta versión se aparta de la tradicional porque reemplaza el cuerpo de baile femenino por bailarines masculinos. Como curiosidad tenemos la escena final de la película Billy Elliot (2000) donde el personaje principal, Billy, interpretado por el bailarín y actor Adam Cooper, como un adulto a punto de actuar en esta producción como el cisne principal.

Danza filmada: El lago de los cisnes de Matthew Bourne | #CaixaForum

Kevin McKenzie

2000: coreografía de Kevin McKenzie para el American Ballet Theatre. (filmada para televisión en 2005), se representó por primera vez el 24 de marzo del 2000 en el Kennedy Center for the Performing Arts de Washington y como bailarines principales Julie Kent (Odette/Odile) y Angel Corella (Príncipe Sigfrido).

Esta versión introduce un prólogo donde se ve como Rothbart transforma por primera vez a Odette en cisne, valiéndose del engaño ya que el papel del mago es interpretado por dos bailarines: uno vestido con elegancia que atrae a la doncella y el otro, un personaje siniestro que es el verdadero espíritu del mago.

El Lago de los cisnes en el cine

Aunque se han realizado muchas películas que han utilizado alguna escena o música de El lago de los cisnes, mencionaremos El cisne negro, película interpretada por Nathalie Portman y que podéis leer en nuestro post para conocer otro de los principales personajes de El lago de los cisnes, el cisne negro.

Os dejamos aquí un enlace que os puede servir para obtener más información sobre los mejores ballets clásicos.