Si has llegado hasta aquí, seguro que estas interesado en conocer las lesiones de ballet más frecuentes que sufren las bailarinas y los bailarines, ya que como en cualquier otra actividad física, este tipo de dolencias son bastante frecuentes.

Normalmente, las lesiones de las bailarinas de ballet se localizan en las extremidades inferiores y la espalda. Como veremos, las zonas que más sufren en la práctica de esta danza son los tobillos, rodillas y columna vertebral.

Las lesiones de ballet

Las lesiones tendinosas e inflamaciones son de las más frecuentes, ya que muchas se producen por repetición y sobre entrenamiento, también por el trabajo de gran flexibilidad que se requiere. Además, es habitual que aparezca dolor en las articulaciones.

También pueden darse lesiones óseas, sobre todo lo que se llaman fracturas por estrés por ir acumulando sobrecargas. Las roturas óseas más habituales en bailarines se dan en los metatarsos y en la tibia, ésta última especialmente cuando no está suficientemente precalentada y absorbe un impacto de un salto o caída.

Obviamente una mala caída o un golpe puede provocar muchos tipos de fracturas óseas, torceduras, dislocamientos u otras roturas como por ejemplo de meniscos o ligamientos.

lesión-ballet

Lista del las lesiones más frecuentes en el ballet

Obviamente los bailarines profesionales tienen muchas probabilidades de lesionarse en algún momento de su carrera, especialmente teniendo en cuenta que las principales lesiones suelen ser inflamatorias y producidas por sobrecargas y repeticiones.

Para el bailarín el cuerpo es su instrumento de trabajo por lo que es muy importante el cuidado del mismo.

Pero también pueden sufrirlas los bailarines en formación u ocasionales, aunque el riesgo es menor ya que como veremos, muchas lesiones suelen darse por sobrecargas y procesos inflamatorios, hay que tener en cuenta que el cuerpo de un no profesional no está igual de preparado y no siempre se tiene un buen conocimiento sobre el mismo.

Generalmente los principiantes pueden sufrir lesiones por una mala técnica, por ejemplo, malas posturas que sobrecargan una zona.

A continuación, os comentamos algunas de las lesiones más frecuentes en la práctica del ballet:

Esguinces

Un esguince es una lesión en los ligamientos, puede darse en las muñecas, dedos, rodilla, cuello, entre otras partes del cuerpo, y especialmente en el tobillo. Un esguince provoca inflamación y dolor y dificultades para mover la articulación.

Suelen producirse durante ejercicios de salto y se produce una torcedura o la musculatura no estaba suficientemente precalentada. El esguince puede ser leve cuando el ligamiento solo se distiende o se produce un desgarro ligero, pero puede a casos más graves donde hay rotura en el ligamiento.

lesiones más frecuentes en el ballet

Tendinitis

Una tendinitis es una lesión en los tendones, que se caracteriza por la inflamación y dolor en el mismo.

En el caso de los bailarines puede darse una tendinitis en distintos tendones del cuerpo pero destaca la denominada tendinitis de Aquiles. Se trata de la inflamación del tendón que une el hueso del tendón (calcáneo) con los músculos de la pantorrilla, generalmente por la tensión entre el calcáneo y el tendón de Aquiles durante la posición de plié, también al apoyar después de un salto.

Respecto a la zona del pie también es común la tendinitis en el dedo gordo del pie. Es el tendón que soporta el pasar de demi-plié a relevé o punta lo que pueda causar inflamación. También destaca la tendinitis rotuliana.

Tendinitis bailarina
Photo by Esther Max

Bursitis

La bursitis es la inflamación de la bolsa serosa. Las bolsas serosas están llenas de líquido y se encuentran en las zonas de contacto entre músculos, tendones y huesos en las articulaciones y sirven para facilitar el movimiento. La inflamación se produce por una infección, un traumatismo, roces continuos o una sobrecarga.

En el caso de la práctica del ballet, destaca la bursitis en la rodilla la cual tiene varias bolsas serosas sobre todo la bursitis prerrotuliana y la bursitis de la pata de ganso.

En cuanto a la bolsa prerrotuliana se sitúa enfrente de la rótula, cerca de la inserción del tendón rotular. El movimiento excesivo puede hacer que se inflame, haciendo que se llene de líquido e incluso se hinche. La denominada pata de ganso se encuentra en la parte interna de la rodilla, en la parte superior de la tibia, ya que se encuentra entre el hueso de la tibia y tres tendones que conectan los músculos con la tibia.

Las bolsas serosas de la rodilla pueden inflamarse por un mal apoyo, un uso excesivo de la rodilla o realización de movimientos repetitivos que causan fricción.

Bursitis por bailar ballet

Ciatalgia

La ciatalgia es la irritación del nervio ciático por la compresión de las raíces nerviosas en la zona lumbar. Produce dolor en el recorrido del nervio ciático que discurre por la parte posterior de la pierna.

En el caso de los bailarines suele producirse en los siguientes casos:

Ciatalgia por mala técnica, se produce por una mala colocación del brazo del bailarín que sostiene a su partenaire, normalmente compañera, o cuando ésta no coloca bien su cuerpo y provoca la mala posición del brazo de su compañero que la recibe.

Ciatalgia por sobrecarga, se produce por la sucesión de impactos o microtraumatismos que sufren las vértebras en saltos y caídas. Aunque los microtraumatismos no sean intensos, con el tiempo se pueden ir degenerando el material discal provocando inflamación y dolor intenso en la cara posterior de la pierna, provocando a su vez pérdida de fuerza en el salto.

ciatalgia

Metatarsalgia

La metatasalgia consiste en dolor en la planta del pie, a la altura del metatarso, es decir entre la zona media de la planta y el inicio de los dedos.

El metatarso es el punto en el que más peso se apoya al correr o saltar. En ballet suele producirse por la realización de saltos en el despegue y en las caídas sobre el metatarso. La forma del pie de cada persona afecta a la propensión de sufrir esta lesión. Por ejemplo si se tienen dedos más largos o cortos hace que haya una sobrecarga en el resto de dedos, también en el caso de tener el pie cavo o con mucho puente ya que al tener poca superficie de apoyo se produce mucha sobrecarga anterior.

Metatarsalgia
Photo by Nathan Max

Juanetes

También es habitual la aparición haluz valgus o como lo conocemos coloquialmente, juanetes, la cual más que una lesión en si es una deformidad. Un juanete es una protuberancia en el borde externo del dedo gordo del pie, que puede llegar a ser dolorosa.

Puede tener una causa hereditaria o por la forma natural del pie. También puede ocurrir cuando el dedo gordo es forzado a guardar un ángulo e ir en la misma dirección de los otros dedos del pie, la presión del calzado o posiciones rotadas que pueden agregar presión, es decir, la práctica del ballet puede incrementar las posibilidades de desarrollar esta protuberancia.

Juanete

Fascitis plantar

Otra lesión inflamatoria es la fascitis plantar. La fascia plantar es una banda de tejido elástico que va desde el talón hasta debajo de los dedos, mantiene el arco plantar, protege los metatarsos y absorbe la energía del impacto del pie contra el suelo. Puede inflamarse por su uso excesivo provocando dolor en la zona y dificultando el caminar y el movimiento del pie.

Recomendaciones

La mayor recomendación es realizar siempre un calentamiento adecuado, así como realizar estiramientos. También es muy importante conocer el propio cuerpo.

Otro punto a tener en cuenta es llevar siempre un equipamiento adecuado, en el caso del ballet especialmente a tener en cuenta el calzado. En nuestro post sobre zapatillas de ballet te damos algunos consejos para escoger un calzado adecaudo!

Trabajar correctamente la técnica e ir aprendiendo y corrigiendo malas posturas. Generalmente los principiantes pueden sufrir lesiones por una mala técnica, por ejemplo, malas posturas que sobrecargan una zona.

En los ensayos es cuando se producen muchas de las lesiones. En un ensayo es normal repetir un mismo movimiento de forma continuada, así como la búsqueda de una mayor perfección en algún movimiento y es importante saber cuándo no se deben sobrepasar los límites.

Como hemos comentado antes, los profesionales tienen un mayor riesgo de lesión ya que la mayoría de ellas vienen por sobre entrenamiento y encadenación de demasiadas repeticiones. Además, si el cuerpo (¡y la mente!) está demasiado fatigado el riesgo de caídas o un mal movimiento aumenta exponencialmente. Recuerda que el estrés también puede jugarte una mala pasada en el ballet.

calentamiento-ballet

¿Conocías a todas las lesiones de la lista?

Nos gustaría saber si practicando ballet te has lesionado alguna vez y era una de las lesiones descritas anteriormente o otra. ¿Nos lo cuentas?