Rudolf Xämät ulι Nuriev, también conocido como Rudolf Jamétovich Nuréyev, ha sido considerado la mayor figura de la danza del siglo XX, después de Nijinski. Con él, el baile masculino se puso a la misma altura que sus oponentes femeninas, dejando de ser considerado “el partenaire” de la primera bailarina.

¿Pero quién fue Rudolf Nuréyev?

Nació el 17 de marzo de 1938 en el trayecto del tren “Transiberiano expres” entre el Lago Baikal e Irkutsk (Unión Soviética) mientras su madre realizaba un viaje a Vladivostok, donde su padre, un comisario del Ejército Rojo de origen tártaro, estaba destinado. Pasó su infancia y adolescencia en Ufá, capital de la república soviética de Bashkortostán donde ya manifestó su habilidad en danzas folclóricas.

A causa de la segunda guerra mundial, que significó una interrupción de la vida cultural y artística de la Unión Soviética, no fue hasta 1955 que logró ingresar en la famosa  Academia Vagánova de Ballet, requisito casi imprescindible para poder luego ser admitido en el prestigioso Ballet Kírov (ahora Mariinsky) en Leningrado (ahora San Petersburgo) . Allí se graduó en sólo tres años en lugar de los ocho necesarios bajo la guía del célebre bailarín Aleksandr Ivánovich Pushkin siendo entre 1958 y 1961 la estrella de la compañía.

En 1961 la compañía inició una gira por Occidente y después de la actuación en París tenía que actuar en Londres, pero Nureyev fue requerido para volver a Moscú para una gala. Ante la sospecha de que no podría volver a salir de la Unión Soviética, Nuréyev aprovechó los trámites aduaneros del aeropuerto parisino de Bourget para escapar del control de los oficiales de seguridad soviéticos y pidió asilo el 17 de junio de 1961.

Si bien para la Unión Soviética fue considerado un desertor, para Occidente los medios de comunicación lo convirtieron en un elemento de propaganda anticomunista. La Opera de Paris no lo contrató entonces debido a las presiones diplomáticas de la URSS y sólo a través de la compañía independiente del Marqués de Cuevas pudo iniciar su fulgurante carrera profesional en Occidente. Unos meses después, durante una gira en Dinamarca, conoció a Erik Bruhn, -con quien vivió un romance tan intenso como accidentado- y a Margot Fonteyn, la gran estrella de la danza británica que entonces tenía 42 años. Con ella formaría la pareja más relevante del ballet mundial de 1962 a 1977. La gran atracción que la pareja ejercía sobre el público internacional determinó que los artistas debían bailar juntos en cada función.

En 1983 adquiere la nacionalidad austríaca y en 1988, después de intensas negociaciones, puede regresar a la Unión Soviética gracias a una invitación personal de Gorbachov pero sólo para visitar a su madre enferma. Un año más tarde, la situación política cambió y consigue subir al escenario del Teatro Kirov para bailar La Sílfide.

Nuréyev falleció a causa del sida el 6 de enero de 1993 en Levallois-Perret, Francia, siendo enterrado en el cementerio ruso de Sainte Geneviève des Bois, cerca de Paris.

Principales actuaciones

En 1962 se unió al Royal Ballet (Londres) como artista invitado permanente, pero nunca se convirtió en miembro de una importante compañía de danza, prefiriendo trabajar con varias compañías de manera temporal.

Entre 1962-1977 actuó con la pareja de baile Margot Fonteyn, destacando Margarita y Armando, Romeo y Julieta, El lago de los cisnes, Giselle, o el paso a dos de El corsario.

Como coreógrafo dio el papel dominante al bailarín en El lago de los cisnes (Viena, 1964)

Suversión de Romeo y Julieta de Sergey Prokofiev (1977) fue producida por el London Festival Ballet, y su Manfred (1979) fue realizada por el Paris Opera Ballet.

En 1980 organizó El Cascanueces para el Ballet de Berlín.

En 1981 presento su versión de Romeo y Julieta en La Scala.

Bailó en repertorios modernos en obras de Martha Graham, Murray Louis y Paul Taylor. Graham creó el papel de Lucifer (1975) para él, y en 1978 Nuréyev apareció en los estrenos estadounidenses de Canarsie Venusy Vivace, coreografiado por Louis.

De 1982 a 1989 fue nombrado director del cuerpo de danza de la Opera de Paris, donde pudo montar varias coreografías.

En España, la última vez que se le vio fue en Palma de Mallorca en 1989, junto a la bailarina cubana Alicia Alonso.

Su última aparición en público se celebró en octubre de 1992, cuando presentó en la Opera Garnier de la capital francesa, su producción La Bayadera, a partir de un montaje de Marius Petipa. Ya muy enfermo, fue ovacionado al finalizar el baile y condecorado por el ministro de cultura francés Jack Lang.

Premios

  • Caballero de la Legión de Honor
  • Caballero de la Orden de las Artes y las Letras (1992)
  • Capezio Dance Award (1987)

Características

Destacan su espectacular técnica, el genio interior y una marcada sensualidad. Sus potentes saltos en el aire, su sensibilidad y su imaginación como coreógrafo eran únicos.

Nureyev y el cine

En 1962 hizo su debut cinematográfico en una versión de Las Silfides.

Romeo y Julieta, basado en la obra de Prokófiev, en 1967.

En 1973 codirigió juntamente con Robert Helpmann y protagonizó al mismo tiempo una versión filmada de Don Quijote.

En 1977 protagonizó la película Valentino de Ken Russell sobre Rodolfo Valentino.

En 1978 aparece como estrella invitada en la serie de televisión The Muppet Show.

En 1983 actuó en Exposed, junto a la actriz Nastassja Kinski, film dirigido por James Toback.

¿Seguías la trayectoria de esta famoso bailarín?

Ahora que ya conoces la biografía de Rudolf Nuréyev, cuéntanos en los comentarios tu opinión sobre esta increíble bailarina de ballet.