Bailarina nacida en Moscú en el año 1986 y actualmente Bailarina Principal del Royal Ballet de Londres. Natalia Osipova es considerada una de las bailarinas en activo más importantes del mundo.

Durante la infancia estaba decidida a ser gimnasta, pero a raíz de un problema de espalda empezó clases de ballet. Así, a los 8 años asistió a clases de la escuela del ballet Mikhail Lavorsky. En 1996 con 10 años y hasta 2004 estudió en la Academia del Ballet del Bolshoi y decidió dedicarse profesionalmente al ballet.

Primera etapa de Natalia Osipova en el Ballet del Bolshoi

Photo by Kent G Becker

En 2004 y con 18 años Natalia Osipova entró a formar parte del cuerpo de baile del Ballet del Bolshoi, donde ya empezó a interpretar papeles de solista aun y formando parte del cuerpo de baile. En 2006, después de interpretar el papel de Kitri en el Ballet de Don Quijote y las buenas críticas recibidas por su actuación fue promovida a solista.

Su ascenso en el Ballet del Bolshoi siguió ya que en 2009 fue nombrada Solista Principal y en 2010 Bailarina Principal. Aun y así, en 2011 dejó la compañía ya que argumentó que necesitaba mayor libertad artística. Osipova es una bailarina que siempre ha defendido probar nuevos estilos y proyectos. Cuando dejó el Ballet del Bolshoi tomó la decisión porque había demasiado conservadurismo y poca libertad para reinterpretar piezas clásicas.

Segunda etapa en el American Ballet y Ballet Mikhailovky

Durante ese año actuó como invitada en el American Ballet y en diciembre se unió al Ballet Mikhailovky, una compañía de la ciudad de San Petersburgo y una de las más antiguas de Rusia.

Finalmente en 2013 se une al Royal Ballet de Londres como Bailarina Principal, rol que sigue desempeñando en la actualidad. Su papel debut fue Julieta del Ballet Romeo y Julieta junto al bailarín Carlos Acosta.

Estilo propio de Natalia Osipova

Osipova ha interpretado muchos de roles de los principales ballets clásicos como El lago de los cisnes, Don Quijote, Romeo y Julieta, entre otros muchos, pero también roles mucho más contemporáneos, uno de estos últimos Mother de Arthur Pita.

Destacan su intensidad dramática y sus explosivos saltos gracias a sus fuertes piernas. También es conocida por su gran virtuosismo a la hora de hacer increíbles fouettés.

¿Qué te parece esta bailarina? ¿Crees que será considerada una de las mejores de la historia?

Foto de portada de Flickr.