Después de hablaros sobre las cinco posiciones básicas del ballet, ahora os traemos varios posts sobre los movimientos básicos del ballet. En este caso os traemos otro gran básico: el Jeté.

Estos movimientos básicos junto a las 5 posiciones básicas son parte del pilar esencial para realizar el resto de movimientos y pasos de ballet y recordar que ya hos hemos hablado de algunos de los movimientos más básicos y a la vez fundamentales como el Plié y el Tendu.

Origen del movimiento JETÉ

Jeté es una palabra de origen francés. Como explicamos en el post sobre historia del ballet, fue en el Ballet de la Ópera de París donde se codificaron los movimientos básicos del ballet. El ballet clásico es un tipo de baile técnico y codificado, con un vocabulario en común para todos los bailarines y bailarinas.

Jeté significa “lanzado” y consiste en lanzar una o dos piernas. En este sentido hay dos variaciones principales: el Battement Jeté (básico) y el Grand Jeté (avanzado y espectacular!).

Jeté niña ballet bailarina

¿Qué es y en qué consiste? 

El Battement Jeté parte del Tendu (es decir, una extensión de la pierna deslizando la planta del pie por el suelo hasta alcanzar la posición de punta y vuelta a posición inicial) la diferencia es que el pie se eleva hasta unos 25 grados de altura de forma seca y vuelta a la posición inicial.

Los principiantes empiezan a hacer un Jeté en primera posición, luego generalmente se realizará desde la quinta posición.

¿Cómo se realiza el movimiento Relevé en ballet?

Normalmente se trabaja en la barra, combinado con Tendus. Con los Tendus y Jetés se asimila el trabajo en croix o en cruz, es decir aquellos ejercicios que se ejecutan adelante, al lado y atrás.

Es un movimiento que tiene que ser muy preciso, con el que se trabaja el fortalecimiento de músculos y tendones del pie y pierna así como a poner el acento de la música cuando se pone el pie en punta.

Igual que los Tendus, también sirve para trabajar el equilibrio sobre la pierna de apoyo, que luego permitirá realizar movimientos más complejos (cuando tienes la punta estirada deberías poder levantar el pie sin perder el equilibrio!).

Por otro lado, está el Grand Jeté (o gran lanzado) el cual es uno de los movimientos más característicos así como vistosos! Este paso no es apto para principiantes.

El Grand Jeté consiste en realizar un salto en el que se llega a lograr la horizontalidad de las piernas durante el salto mientras el cuerpo se mantiene vertical. La imagen de portada corresponde a un Grand Jeté.